El Ayni

  • por

El ayni es una de las tantas formas de decir gracias.

De dar la reciprocidad sin esperar nada a cambio.

Asi como lo hace la vida misma.

El Equilibrio en la Cosmovisión Andina

Ayni (quechua, también deletreado Ayniy o Aini) hace referencia al principio de reciprocidad o de una buena relación entre las personas de las comunidades de las montañas andinas.

Ayni es considerado como el principio más importante, ya que proporciona la columna vertebral de la vida. Esto se debe a que no se limita a ser compensado por la ayuda anterior;  y una definición más amplia del ayni sería el intercambio de energía entre los seres humanos, la naturaleza y el universo.

Aparte del ya mencionado (ayudarse en los trabajos necesarios) el hombre vive en comunidad con la naturaleza que lo rodea, de la cual obtiene todo lo que necesita para su vida. Su deber recíproco es cuidarla. Cuando el hombre cuida lo que lo rodea, respeta.

Respetar hace que le resulte natural pedir permiso primero y luego tomar para sí. Así le pedirá permiso al árbol antes de cortar el fruto, al animal antes de quitarle la vida. Cuando hay respeto no se toma más de lo necesario y no se destruye innecesariamente.

Cuando el hombre entiende que es un ser vivo en una naturaleza que también está  viva, regida por un orden y en búsqueda de un constante equilibrio reconoce que hay un orden superior que ha dado estas reglas. Así el último nivel de pertenencia y reciprocidad es con la divinidad y por eso abre el hoyo en la tierra y le brinda a la Pachamama convidándole con lo que tiene, y agradeciendo lo que le ha dado. (gracias por el pan nuestro de cada día) El ritual se convierte aquí en un acto de reciprocidad con lo superior.

El AYNI –sin ser una religión- se puede expresar más positivamente, como “ayuda a otros seres como deseas que te ayuden a ti”.

Yo recibo y yo doy. Mientras más doy, acumulo mas Sami (energía positiva)…mientras más recibo y menos doy (principio del temor que se manifiesta en egoísmo) mas acumulo Hucha (energía pesada) y más desequilibrado estoy, con las consecuencias en mi salud y mi vida. Con el ayni no se recibe nada sin dar algo a cambio. Se necesitan dos para que se establezca el ayni. Se necesitan dos para establecer una relación.

La sociedad actual ha tomado mucho de la naturaleza, sin respetar ni dar nada a cambio. Como consecuencia la sociedad ha acumulado mucha Hucha, estamos cargados de energía pesada, se ve en los desbalances ecológicos, del medio ambiente. Se ve en la calidad de vida de los países desarrollados, tienen todo lo material y sin embargo están tristes por dentro. Su alegría está muriendo, están enfermando del alma. Y por lo tanto de la mente. No han dado como han recibido.

Aprendamos a practicar el ayni. Aprendamos de nuestros ancestros. Demos al Universo, a la naturaleza a nuestros hermanos, que todo nos retornara con creces. No busquemos solo que ganar, sino también como dar. Eso tiene un efecto muy interesante... Te comienza a abrir el corazón. Te abre al corazón no solo hacia los otros, sino hacia todo lo que te rodea, hacia la tierra, las piedras, el agua, las montañas, los animales. Y este puede ser el despertar de una nueva era de armonía.

El Tayta Inti, padre sol, nos da amor en forma de calor para que nuestra dermis respire. Al igual que nuestras hermanas las plantas. Sin pedir nada a cambio, la pachamama, nuestra madre tierra nos da amor en forma de alimento para comer y no pide nada a cambio. El Wayra, el viento, nos da amor en forma de aire para respirar, sin pedir nada a cambio. Yaku Mama Unu, el agua, nos da amor cuando calma nuestra la sed, sin pedir nada a cambio.

Palabras Sabias

Mira el gusano que come la hoja,

Mira la hoja colgando del árbol

Mira el árbol creciendo en el bosque

Mira el bosque adornando la Tierra

Mira la Tierra girando en el Cosmos

Mira el Cosmos encendiendo la Vida

Mira la Vida en el gusano que come la hoja

¿CÓMO HACER PARA VER TODO A LA VEZ?

La gota y el río. La arena y la piedra

Abre un poco más tus ojos y verás como todo se transforma.

La vida y la muerte. Tú y Yo. Nada está separado.

No existe Ser en este planeta que no esté tomando algo de la Vida y dando algo simultáneamente.

Da más de lo que tomas, pues nada te pertenece.

Expande tu Corazón

-Visto en la red

Sólo entenderemos el Ayni... cuando vemos nuestra relación con otras personas, con la naturaleza, con el kausay, con el Cosmo, con todo...

Pero sobre todo... ¡Contigo!

Priscila Méndez Segura, Mujer Medicina Tradición Andina

 

 

Pide información

Sesiones individuales, Cursos, Talleres, Formaciones

 

 

Deja un comentario