Origen del Rito del Útero

 

Hay un linaje de mujeres que se han liberado del sufrimiento.

Este linaje, a través de la medicina de la selva nos ha dado el rito 13 del Munay-Ki: El Rito del Útero.

Para practicar, integrar y nutrir (durante 13 lunas) el Rito del Útero debes recibirlo de una mujer "Guardiana del Útero" que ya lo haya recibido antes.

Este linaje de mujeres nos recuerdan que:

El útero no es un lugar para guardar miedo o dolor;

El útero es para crear y dar luz a la vida.

 

Marcela Lobos fue la primera en recibir este rito en marzo de 2014, un viaje de doce años que nunca pudo haber previsto en 2002, cuando tuvo un sueño que lo comenzó todo.

Cuando recibes el Rito del Útero

Cuando nos conectamos con nuestro Útero, recuperamos nuestro poder.
El Útero tiene una sabiduría inimaginable, Crea Vida y hace renacer lo que escojamos conscientemente.

El Rito del Útero es un regalo, una bendición para cualquier mujer, promueve nuestra verdadera naturaleza femenina. 
Nuestro útero recibe energía, lo cual desarrolla nuestra creatividad, el amor, la fuerza, la belleza y la libertad en nosotras.


El objetivo de este Rito, es sanar nuestras heridas del pasado, las tristezas, frustraciones, limpiar nuestras experiencias sexuales anteriores, liberarnos de la herencia femenina de nuestra rama paterna y materna. 


Para así poder conectar con nuestra divinidad y seguir regando la semilla de luz y amor en todas las mujeres, traer sanación, alegría y compasión a la Madre Tierra y de esa manera a todas nuestras relaciones. 

¿Cómo recibir este Rito?

Mi nombre es Priscila y desde que recibí el Rito del Útero en el 2016 y después de haberlo integrado en mi, he sentido la profunda conexión con esta medicina de la selva, con esta gran bendición, con esta profunda sanación; Mi misión transmitirlo al mayor número de mujeres.

Actualmente transmito este Rito de forma individual, convoco Círculos de Mujeres y también lo he introducido en los encuentros y retiros de Munay

Soy miembro de la página oficial del Rito del Útero

 

En cada sesión individual, círculo o encuentro donde transmito este Rito, explico la forma de conectar con tus ciclos menstruales, así como, la forma de integrar dicho Rito.

Muchas mujeres que llegan al Rito es la primera vez que escuchan que a través de sus ciclos menstruales pueden sanar y para ellas se abre un Universo de posibilidades. Otras mujeres ya han escuchado algo, han participado en algún círculo de mujeres o han hecho algún tipo de formación al respecto,  y el Rito les ayuda a seguir integrando cosas.

Porque somos cíclicas, no seguimos una regla, es necesario volver a sintonizar con los ritmos de la naturaleza porque el funcionamiento sexual de nuestro cuerpo es cíclico.

Volver a sintonizar con las cuatro fases de la luna como vía de conexión con los cuatro Arquetipos que cada mujer contiene. (Doncella, Madre, Chamana y Anciana)

 

La sangre es la sabia universal que contiene la memoria de eso que somos. La mujer es el reflejo de la Madre Tierra, pues nuestro universo es creado dentro del útero de la Madre Tierra y nosotras nos conectamos con la tierra desde nuestro útero.

Somos Entidades encarnadas bajo los múltiples arquetipos de la Diosa. En las culturas primitivas se veneraba la sangre menstrual como resultado de la energía de la Tierra manifestada en este plano.

Nuestra sangre es portadora de pura vida, su poder sanador es ilimitado. Ofrendarla a la tierra nos conecta con las memorias ancestrales del planeta, permitiendo que afloren en nosotros cualidades y capacidades que permanecían dormidas dentro de nosotras. Es conectarnos con la Madre con todo su potencial de vida.

Cuando entregamos nuestra sangre en un lugar concreto tomamos la energía de ese lugar, creando así una red de vida a lo largo y ancho del planeta.

Después de haber recibido esta bendición

 

Una vez que recibes el Rito del Útero, lo has de integrar durante tus 13 lunas siguientes y consecutivas.

Luego lo puedes compartir a todas las mujeres posibles.

Sanemos Nuestro Útero;

Sanemos los úteros de nuestras madres, hermanas, e hijas.

Y de esta manera brindémosle sanación a nuestra Madre Tierra.

Ponte en contacto conmigo

Marcela Lobos transmitiendo El Rito del Útero

Preguntas Frecuentes

¿Si he tenido una histerectomía puedo recibir este rito?

Si no tienes útero , es aún más importante que reciba este rito. Energéticamente todavía tienes tu útero, y es vital que te vuelvas a conectar con él para recuperar tu sabiduría y poder femenino. Después de recibir el rito, es fundamental que lo nutras en cada luna oscura para sanar cualquier huella de dolor y tristeza, y dar paso a la alegría y la compasión.

Si una mujer está embarazada, ¿puede recibir el rito?

Este rito es una bendición para la madre y el bebé, ya que informará a ambos seres. Sin embargo, es importante entregarlo aún con mayor delicadeza y reverencia por la vida, y también honrar la intuición de la madre en su estado de gracia.

¿Qué pasa con los hombres?

Toda la vida viene de las entrañas de la Tierra, y todos los hombres vienen desde el vientre de una mujer. Es igual de importante que los hombres se conviertan en guardianes del útero, como lo es de importante para las mujeres.

La forma en que los hombres se convierten en guardianes del útero es comunicándole a las mujeres que apoyan su viaje de sanación al convertirse en guardianes de la Tierra.

¿Los hombres pueden participar en la ceremonia?

Si las mujeres que están dando y recibiendo el rito sienten que es apropiado invitar a los hombres a la ceremonia entonces está muy bien.

Cuando los hombres se presentan al servicio de las mujeres y del rito, es tremendamente sanador para todos los implicados.

Los hombres pueden ayudar a establecer el espacio sagrado haciendo que se sienta especialmente seguro para ellas.

Entonces los hombres, se pueden ordenar de forma estratégica en el espacio para que las mujeres se sientan apoyadas en esta sanación. Para realzar su papel, los hombres pueden golpear palitos, como una manera de decir estamos aquí para ustedes como en la foto.

¿Los hombres pueden recibir el rito?

Este rito es para sanar el útero y, ocasionalmente, hay un hombre que siente la necesidad de sanar su vientre psíquico. A veces, estos hombres tuvieron experiencias muy traumáticas en los vientres de sus madres, o tuvieron una relación muy disfuncional con el aspecto femenino de la vida.

Si un hombre pide recibir este rito con un corazón sincero, entonces es apropiado compartirlo con él.

error: Content is protected !!